Carmelo: Magia

Previous Next

Puente Giratorio Carmelo 1A 76 km. de Colonia y a poco más de 200 de Montevideo se encuentra Carmelo, la única ciudad de Uruguay que fue fundada por José Artigas un 12 de febrero del año 1816.

Carmelo y su zona han logrado un desarrollo trascendente en la región como ciudad puerto sobre el Arroyo de las Vacas, lo que fortaleció siempre su relación con el Río de la Plata,y por ende con las ciudades cercanas de Buenos Aires, Colonia del Sacramento y Montevideo por la ruta fluvial.

Hoy ocupa el  segundo lugar como puerto deportivo del país, con gran cantidad de amarras, y es el más grande deColonia.
En la zona se desarrollaron importantes emprendimientos productivos previos a la fundación de la ciudad, como la Calera de las Huérfanas; que funda la Compañía de Jesús en 1741. La estancia contaba con herrería, telar y carpintería. Funcionó hasta 1767 cuando los Jesuitas fueron expulsados, y la estancia pasó a estar a cargo de Juan de San Martín, padre del Libertador argentino José de San Martín, y luego fue administrada por una Orden Religiosa, que sostenía a través de los dividendos que daba la estancia al Colegio de Niñas Huérfanas de la Santa Caridad de BsAs. De allí su actual nombre. Parte de sus objetos, fueron llevados a Carmelo, destacándose la Virgen de Belén, a la que desde entonces se la viste como la Virgen del Carmen.

Otra estancia que demuestra la virtud que tenía la zona es la Estancia Narbona, lugar fundado en 1738 por Juan de Narbona, con fines de vivienda, con amplias y suntuosas habitaciones para la época, un mirador e incluso un oratorio donde se alza la Virgen de la Candelaria.

En 1858 sobre la margen derecha del arroyo Las Víboras se instaló un molino, propiedad de Jaime Castells, pero el emprendimiento harinero no funcionó mucho tiempo. Al ańo siguiente la empresa comenzó a construir un puente en el camino sobre la actual ruta 21, conocido como Camacho por la familia propietaria de las tierras; declarado en 1975 Monumento Histórico Nacional. Tiene cineo arcos de piedra, lo que lo hace pionero en el país en ese estilo constructivo.

Carmelo fue cuna de grandes emprendimientos navales, diversos Astilleros fueron por años la principal fuente laboral de los carmelitanos. Por ejemplo, el “Astillero Carmelo”; cuyo edificio mayor tiene una sala de trazado o de gálibos con una superficie de 600 m2 que la hace única en el país.

Otras de las empresas importantes que se desarrollaron en la zona fueron las canteras de granito, de las cuales salieron muchos de los adoquines que pavimentan hoy barrios de Bs As, también en la ciudad se pueden apreciar algunos empedrados. Hoy las antiguas canteras se encuentran inundadas y son un atractivo para nadar y realizar buceo.

La ciudad ha exhibido siempre una fuerte impronta cultural. Diversos Coros, grupos de danza, de teatro, de cine han surgido para canalizar las inquietudes de sus habitantes.

El 22 de junio de 1965, el Artista Plástico Eduardo Arbeleche gana el concurso de “Un Escudo para Carmelo”, con motivo de la celebración del 150 Aniversario de la Ciudad. El Escudo contiene detalles que hace mención a Calera de Las Huérfanas, a las Canteras del Cerro, a su Puerto y a la producción agrícola.

En las últimas décadas la ciudad ha recibido grandes aportes a la infraestructura turística, y nuevas inversiones de empresarios privados que avizoran el prometedor destino que tiene la ciudad, especialmente en el turismo enológico y de naturaleza.

Hoy Carmelo se perfila como uno de los destinos turísticos emergentes del litoral oeste de Uruguay, con el desarrollo de nuevos emprendimientos inmobiliarios, a tal punto que la prensa especializada ya la ha titulado el “José Ignacio” del Oeste.

Comments are closed.